EL SECRETO DE SER UN DALAI LAMA

Imagínense un mundo donde todos sus habitantes sean comprensivos, tengan empatía,se preocupen por los demás, comprensivos, solidarios, pacíficos… La violencia desaparecería, no habría más guerras, ni peleas, ni  celos, envidia, los habitantes se ayudarían mutuamente en épocas de crisis, por lo que sería más fácil sobrellevarlo. ¿Se lo imaginan? ¿Quién no ha soñado nunca con vivir en un mundo así? ¿Se imaginan saber el secreto para que todos los habitantes se comportaran como Dali Lama? Dejen de soñar, se ha descubierto.

Los neurocientíficos han constatado que estamos biológicamente preparados para la empatía, para romper las barreras que nos separan de los otros y sentir como ellos. Y aún más, el cerebro humano tiene herramientas para leer las mentes ajenas, y en cierto modo, para predecir el futuro.

Estas delicadas tareas corren a cargo de las denominadas neuronas espejo, rebautizadas por Ramachandra. En este sistemas de espejo se podría encontrar la clave de nuestra condición como seres sociales, de los procesos de aprendizaje, de transtornos tan complejos como el autismo e incluso de la evolución del lenguaje. Estas neuronas espejo se perfilan como un auténtico pozo de sabiduría e incluso hay quienes sugieren que en ellas se encuentran las bases de los sitemas éticos, algunas tradiciones místicas o las cultura.

Aunque aún hay muchas preguntas por contestar en cuanto a la ubicación y distribución de las neuronas espejo en el cerebro sapiens, lo que parece claro es que la base del funcionamiento es la mismo que en los simios. Cuando un individuo ve a alguien coger una pelota, su cerebro la coge también y vive todoe el proceso de lanzarla como si realmente lo estuviera haciendo.  Las neuronas espejo también sirve para explicar aspectos más sutiles del comportamiento como las emociones. Nos ponen en el lugar del otro, la gente tiende a imitar de forma inconsciente los movimientos de los desconocidos porque esta especie de empatía motora facilita considerablemmente las relaciones y la aceptación mutua. Gracias a estas neuronas espejo podemos explicar procesos como la educación, la cultura, las tradciones, el autismo…

Resumiendo podríamos decir que los homo sapiens sapiens poseemos una serie de neuronas en nuestro cerrebro denominadas neuronas espejo que son las reponsables de procesos como el aprendizaje, la educación, las tradiciones, la empatía, el autismo… Y que la actividad de estas neuronas varían de un individuo a otro.

Anuncios